Inicio Inteligencia Análisis Anteproyecto de Ley de Telecomunicaciones

Anteproyecto de Ley de Telecomunicaciones

 

El sector de las telecomunicaciones anda – como suele ser habitual – revuelto. Este sector, cuyos ingresos suponen el 4% del producto interior bruto español en 2009 se enfrenta en estos momentos a una modificación de la Ley General de Telecomunicaciones así como a una reasignación del espectro radioléctrico (refarming) que se efectuará por primera vez en España mediante el procedimiento de subasta, y que ha salido a consulta pública para los operadores interesados. Con esta reasignación, que ha despertado el interés de todas las operadoras, se pretende implantar un uso más eficaz y eficiente del espectro radioeléctrico teniendo en cuenta principios de neutralidad tecnológica, y permitiendo la prestación de todos los servicios.

En este caso como en tantos otros, la gran batalla se libró en Bruselas. El Anteproyecto de Ley, presentando en Diciembre de 2010, incorpora a nuestro ordenamiento jurídico el denominado “Paquete Telecom” aprobado en Bruselas en noviembre de 2009 y que afecta a aspectos tan importantes como la del servicio universal, el marco común de las redes y servicios y la portabilidad y los entes reguladores.

Se regulan por primera vez las redes y servicios de comunicaciones electrónicas como infraestructuras críticas que son. También es de calado la reforma de las competencias y el funcionamiento de los organismos reguladores. La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) sale con reforzadas competencias, pudiendo llegar incluso a imponer la separación funcional de operadores con Poder Significativo de Mercado (PSM).

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones participará en el Organismo de Reguladores Europeos de las Comunicaciones Electrónicas (ORECE), un foro exclusivo para la cooperación entre las ANR (reguladores nacionales como la CMT) entre sí y entre las ANR y la Comisión en el ejercicio de todas sus responsabilidades. El ORECE, encargado de lograr una aplicación más armonizada y coherente de la normativa comunitaria en los países miembros, estará integrado por el Consejo de Reguladores, formado por los presidentes de los organismos reguladores de cada país y también podrá prestar asesoramiento al Parlamento Europeo, al Consejo y a la Comisión, bien a petición de estos o bien por propia iniciativa.

Este Anteproyecto está en estos momentos en fase de consulta interministerial, tras haber sido presentado ya ante el Consejo Asesor de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información. Una vez cuente con el informe del Consejo de Estado y tras su aprobación por parte del Consejo de Ministros, se espera su remisión a las Cortes Generales antes del verano.