Inicio Inteligencia Análisis Los public affairs en la gestión de la colaboración público-privada

Los public affairs en la gestión de la colaboración público-privada

colaboración público-privada

La crisis económica y los duros recortes en inversión pública están incrementando las iniciativas de colaboración público-privada en cada vez más sectores de la economía española. Infraestructuras, tecnología, sanidad o defensa son claros ejemplos de sectores donde dicha colaboración no sólo es ya una realidad, sino un modelo de inversión a largo plazo que ha llegado para quedarse y en el que las agencias de public affairs tienen mucho que aportar.

Tanto las compañías como los gestores públicos así lo han entendido, y buscan las mejores fórmulas para avanzar en dicha relación de partenariado. No se trata únicamente de promover iniciativas de contratación pública en las que el diálogo competitivo sea la base para conseguir la optimización de las inversiones y el gasto público, sino asegurar también que las obligaciones financieras y de gestión de los proyectos sean equilibradas y permitan una colaboración público-privada estable en la que las dos partes se encuentren cómodas. Es en este sentido donde la gestión de la confianza juega un papel clave y, sin embargo, muchas veces minusvalorado. La falta histórica de cooperación entre el sector público y privado hace necesario tender puentes y fomentar el diálogo a todos los niveles.

Los responsables públicos deben conocer mejor los intereses de las compañías para poder así identificar las áreas de colaboración más adecuadas, y poder beneficiarse de la tecnología, conocimiento y experiencia internacional del sector privado. Deben también entender los condicionantes financieros y las garantías jurídicas, económicas y contractuales necesarias para asegurar dicha inversión.Por su parte, el sector privado se debe esforzar en identificar las necesidades del sector público y los objetivos finales de los gestores públicos a la hora de acometer una determinada política sectorial o plan de inversiones. La construcción de una interlocución institucional mediante una estrategia de public affairs permite sentar las bases para avanzar en esa relación.

Dicha estrategia de públic affairs busca trabajar aguas abajo, para que los objetivos de los responsables públicos en la definición y ejecución de políticas sectoriales tengan en cuenta la visión del sector privado y se vean luego reflejados en la colaboración público-privada en proyectos concretos, que permitan comprometer y optimizar las inversiones. De lo contrario, la colaboración público-privada se limita al ámbito técnico, lo que en la práctica dificulta la definición y ejecución de políticas sectoriales que cuenten con los suficientes compromisos presupuestarios (tanto públicos como privados) para asegurar su éxito. Esta colaboración a nivel institucional consigue no sólo asegurar un modelo de inversiones del que salen beneficiados los dos sectores, sino generar mayor confianza y de esta forma afianzar el diálogo competitivo.

Los casos de éxito en la gestión de la confianza en la colaboración público-privado son cada vez más frecuentes, no sólo a nivel internacional sino también a este lado de los Pirineos. Por ello es también importante crear los instrumentos y plataformas necesarias para el intercambio de experiencias y la presentación de las mejores prácticas, tanto a nivel técnico como en la formulación de políticas públicas. De ahí que las estrategias de public affairs sean un elemento clave para que el modelo de colaboración público-privada funcione y se consolide en nuestro país como un elemento más para asegurar las inversiones y salir de la crisis.

Fotografía obtenida de la cuenta de Flickr de Administrador Galeria Uninter