Inicio Inteligencia Análisis Elecciones al Parlamento Europeo 2014: los votantes castigan a los partidos tradicionales...

Elecciones al Parlamento Europeo 2014: los votantes castigan a los partidos tradicionales y a las opciones más moderadas

Con un nivel de participación muy parecido al de los anteriores comicios (43,09% en 2014 vs 43% en 2009), los ciudadanos de los 28 países que componen la Unión Europea eligieron, entre el pasado jueves y el domingo, el nuevo Parlamento Europeo (PE), que estará formado por 751 eurodiputados. Según los cambios introducidos por el Tratado de Lisboa, los escaños que corresponden a cada país van desde un mínimo de 6 –como es el caso de Malta y Chipre– a los 96 de Alemania, que con sus 82 millones de habitantes es el Estado Miembro que cuenta con más eurodiputados en el PE.

A pesar de que el Partido Popular Europeo (PPE) haya ganado las elecciones con el 28,5% de los votos en toda la Unión, éste ha bajado el número de eurodiputados obtenidos respecto a las elecciones de 2009, pasando de los 274 a los 214 actuales.

De este modo, los resultados de estas elecciones darán vida a un PE donde el Grupo del PPE es la fuerza con mayor eurodiputados (214), aunque sin una mayoría holgada. El segundo grupo por número de eurodiputados es el de los Socialdemócratas (S&D), que con el 25,4% de los votos tendrá 191 representantes (196 en 2009). El Grupo de los Liberales (ALDE) obtiene 64 escaños (83 en 2009) y el Grupo de los Verdes 52 (57 en 2009). Todas estas formaciones, aunque sean las primeras cuatro en el Parlamento de Estrasburgo por representación, han reducido el número de sus eurodiputados, debido a la disminución de votos obtenidos.

EU_PIA
Número total de escaños en el Parlamento Europeo. Fuente: Parlamento Europeo

En contrapartida, la bajada de los principales partidos europeos ha originado el crecimiento de otros grupos como el de la Izquierda Unitaria Europea (GUE) que obtiene 45 eurodiputados (en 2009 eran 35) y el Grupo euroescéptico Europa de la Libertad y la Democracia (EFD) que ha conseguido pasar de 31 a 38 escaños. Por su parte, los Conservadores y Reformistas Europeos (CRE), con el 6,13%, han obtenido 46 escaños, es decir, el mismo número de eurodiputados que en 2009.

Otro grupo que logrará más consistencia en términos de escaños es el de los no inscritos (NI), aquellos eurodiputados que no pertenecen a ninguno de los grupos antes mencionados. Es el caso, por ejemplo, del Frente Nacional de Marine Le Pen, que aumentará a 24 diputados (la anterior Legislatura, contaba con 3), o del partido de ultraderecha húngaro, Jobbik, que contará ahora con 3 representantes en la Eurocámara.

Distribución de escaños por Grupo Parlamentario. Fuente: Parlamento Europeo
Distribución de escaños por Grupo Parlamentario. Fuente: Parlamento Europeo

No obstante, las agrupaciones parlamentarias que más expectativas van a causar son las de los nuevos partidos que entran por primera vez en la Eurocámara. Es el caso, por ejemplo, del Movimiento 5 Estrellas italiano, o de la formación euroescéptica alemana AfD (Alternativa para Alemania). Ambos colectivos (el de no inscritos y el de los recién llegados) contarán esta Legislatura con 101 escaños, algo que convertiría a estas formaciones, en buena medida euroescépticas o de ultraderecha, en la tercera agrupación más grande del Europarlamento.

Todo ello podría dar lugar a la creación de nuevos grupos parlamentarios. Sin embargo, cabe tener en cuenta que para la formación de un grupo son necesarios, al menos, 25 eurodiputados de 7 países miembros, y que la falta de homogeneidad entre esas nuevas formaciones políticas difícilmente les permitirá crear un bloque parlamentario fuerte y unitario. Valga de ejemplo, el Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo en Italia, que cuenta con 17 eurodiputados, ya ha declarado que se niega a formar un grupo parlamentario con el Frente Nacional de Marine Le Pen o con partidos de ultraderecha.

En cualquier caso, analizando los resultados de estas elecciones, si se suman estos 101 escaños a los de grupos parlamentarios euroescépticos ya existentes como EFD –al cual está adscrito el partido inglés de Nigel Farage, Ukip–, o incluso el de la izquierda GUE  se alcanzaría un total de 184 eurodiputados. Un hecho que convierte la nueva Eurocámara en una asamblea de partidos con posiciones más extremistas, heterogéneas o euroescépticas, representando un cuarto de los representantes que, en definitiva, evidencian el descontento hacia las políticas de la UE de los últimos años y hacia los partidos tradicionales.

Por otra parte, estos resultados, además de determinar la composición del PE durante los próximos cinco años, resultarán determinantes a la hora de designar al nuevo Presidente de la Comisión Europea. En este sentido –siendo ésta una novedad introducida tras la aprobación del Tratado de Lisboa– el Consejo Europeo, que será el encargado de designar el nombre del futuro presidente, debe respetar los resultados electorales del pasado fin de semana. Posteriormente, el PE deberá aprobar esta propuesta por la mayoría de sus miembros.

De este modo, a pesar de que las elecciones hayan sido ganadas por el PPE, el sucesor de Durão Barroso deberá contar con el respaldo no sólo de 376  eurodiputados, sino que también –y ante la heterogeneidad resultante de estas elecciones– con el acuerdo global de todos los grupos parlamentarios. En la práctica, esto podría originar que el candidato del PPE, Jean Claude Juncker, no fuera el elegido, ya que el PPE y ALDE no disponen de mayoría suficiente para elegir el presidente de la Comisión.

En conclusión, los resultados de los comicios electorales, sin duda, marcados por la crisis y el descontento ciudadano hacia la política tradicional, han logrado conformar un Parlamento Europeo heterogéneo, dónde las posiciones más centristas han sido las más castigadas. En los próximos meses se dibujarán las dinámicas generadas por el nuevo escenario político comunitario, y se definirá el impacto que la nueva distribución de escaños en el Parlamento Europeo podrá tener, no sólo en la aprobación e implementación de las políticas públicas europeas, sino también en la propia naturaleza del proyecto de construcción europeo.

Pare conocer en detalle el resultado de las elecciones europeas en cada país, pinche aquí.

Fotografía: © European Union 2014 – European Parliament