Inicio Inteligencia Análisis Empleo y crecimiento económico, retos de Italia al frente del Consejo de...

Empleo y crecimiento económico, retos de Italia al frente del Consejo de la Unión Europea

El pasado 1 de julio, Italia asumió la presidencia rotatoria semestral del Consejo de la Unión Europea. Hasta el 31 de diciembre la presidencia italiana se encargará de preparar y coordinar los trabajos del organismo que reúne a los jefes de estado y de gobierno de los 28 países de la Unión.  Dicho programa ya fue presentado el pasado 2 de julio ante el Pleno del Parlamento Europeo. Se trata de un documento de 81 páginas que incluye entre los principales retos a afrontar en los próximos años el empleo, el crecimiento económico, la inmigración y la acción exterior europea.

Tras analizar en detalle las medidas propuestas por la nueva presidencia de la UE se pueden encontrar tres prioridades:

1) Empleo y crecimiento económico
Uno de los objetivos principales para la presidencia es revitalizar la estrategia de crecimiento Europa 2020, mejorando su eficacia.

En materia de políticas laborales, el programa para los próximos seis meses tendrá como objetivo principal impulsar herramientas de apoyo a la creación de empleo entre los jóvenes, como la Iniciativa de Empleo Juvenil y el Sistema de Garantía Juvenil. Asimismo, la presidencia italiana apuesta por medidas que favorezcan la movilidad transnacional de los trabajadores dentro de la UE, tal y como está previsto en la Estrategia Europa 2020. Italia también seguirá negociando la propuesta de Reglamento de la Red Europea para el Empleo (EURES).

En cuanto a las políticas de crecimiento, éstas se pueden articular en una dimensión macro que prevé el fortalecimiento de la Unión Económica y Monetaria, a través de la revisión de la Estrategia Europa 2020 que la presidencia presentará ante el ECOFIN, y la correcta puesta en marcha del Mecanismo Único de Supervisión Bancaria (MUS) en noviembre de 2014. Por otro lado, los objetivos microeconómicos prevén facilitar el flujo de crédito hacia la economía real a través de una ulterior regulación de los mercados financieros. Además, la presidencia italiana trabajará para la modernización del marco normativo para inversores como compañías de seguros, fondos de pensiones y otros sistemas de inversión a largo plazo. En este contexto, se seguirán las medidas de actuación destinadas a completar el marco regulatorio “Solvency II”, para el sector de seguros, y una revisión  de la Directiva UE relativa a las actividades y a la supervisión de los  fondos de pensiones (EPAP).

En materia fiscal, la presidencia italiana procurará concluir el debate sobre la modificación de la Directiva 2011/16/UE relativa a la cooperación administrativa en el ámbito fiscal, y la revisión de la Directiva “Matriz-filial” concebida para prevenir la doble imposición de las empresas del mismo grupo situadas en diferentes Estados miembros. Asimismo, la presidencia continuará el debate sobre la base imponible consolidada común del impuesto sobre sociedades (BICCIS), prestando especial atención a los elementos de la base imponible y a las cuestiones transfronterizas, así como a la Directiva 2003/49/CE relativa a intereses y cánones.

Finalmente, otro objetivo de la presidencia italiana es ultimar la legislación relativa a la creación de una nueva categoría de fondos de inversión llamados “Fondos de inversión a largo plazo europeos”.

2) Una Europa más cercana a los ciudadanos
Uno de los aspectos más relevantes de este apartado se centra en la lucha contra la inmigración irregular. Por ello, la presidencia italiana fomentará la aplicación plena del nuevo Sistema de Información Schengen (SIS II) y del Sistema de Información de Visados ​​(VIS), fortaleciendo las sinergias entre los distintos instrumentos empleados en la gestión de la migración tales como FRONTEX, el mismo SIS II, EUROSUR, Europol y Eurojust.

Otro tema incluido en esta sección es el de la protección de datos. En este sentido, se trabajará para garantizar la coherencia del marco normativo para la protección de los datos de carácter personal y en particular para garantizar un enfoque coherente del tema en la diversas propuestas normativas sobre la mesa. Asimismo, se prestará especial atención a los marcos jurídicos para el intercambio de datos personales con terceros países por razones de orden público y prevención de casos de delincuencia grave.

3) Acción externa de la UE
Al margen de la gestión de crisis actuales, como la de Ucrania u Oriente Medio, y el fortalecimiento de la figura del Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores, esta sección incluye más cuestiones.

En primer lugar, la presidencia italiana focalizará su atención en la dimensión exterior de la política energética, tanto por sus implicaciones económicas como por la importancia de fortalecer la seguridad energética. La presidencia supervisará la aplicación efectiva del nuevo Reglamento (UE) n.347/2013 en el ámbito de las infraestructuras energéticas transeuropeas, asegurándose de que los proyectos de interés común (PIC), en el sector de la electricidad y del gas, puedan tener beneficios reales en términos de financiación y permisos en el tiempo esperado.

Además, la presidencia italiana intentará finalizar el proyecto de modificación de la Directiva 98/70/CE relativa a la calidad de la gasolina y del diesel, así como la Directiva 2009/28/CE relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables.

En materia comercial, la presidencia apoyará también el desarrollo de las relaciones UE-Estados Unidos, impulsando las negociaciones del Tratado de Libre Comercio (TTIP) entre ambos lados del Atlántico. En cuanto a Canadá, se completará el acuerdo de asociación estratégica.

Con todo esto podemos decir que se trata de un programa ambicioso y difícilmente realizable en un semestre. Es por ello que, gracias a las novedades introducidas con el Tratado de Lisboa, los Estados miembros que ejercen la presidencia consecutivamente –en este caso Italia, Letonia y Luxemburgo- trabajan estrechamente para llevar a cabo el programa en un periodo de 18 meses.

Frente a los cambios institucionales que acontecerán en la Unión Europea durante los próximos meses, el documento programático de la presidencia italiana parece apostar por un cambio de marcha, afrontando las cuestiones de actualidad más urgentes.

Tiene más información en la versión italiana de la web dedicada al semestre europeo o en la web del Departamento de Políticas Comunitarias de la Presidencia de Gobierno de Italia.

Fotografía: © European Union 2014 – European Parliament