Inicio Inteligencia Análisis Fondos Comunitarios 2014-2020 (II): Una oportunidad para la expansión y renovación de...

Fondos Comunitarios 2014-2020 (II): Una oportunidad para la expansión y renovación de las empresas españolas

En el anterior informe abordamos el contexto y las principales novedades de los Fondos Comunitarios 2014-2020 respecto al anterior periodo. En este sentido, y con el fin de optimizar la eficiencia en el uso del presupuesto, la Unión Europea pasa a ser la encargada de fijar los objetivos a cumplir por los Fondos, dejando a los Estados la posibilidad de escoger en función de sus necesidades a través del Acuerdo de Asociación, primero, y posteriormente y de forma detallada mediante los Programas Operativos (PO).

En este análisis nos centramos en la concreción de los PO en nuestro país. Ello no sólo constituye una oportunidad para solventar algunos déficits (como la inversión en I+D+i, la eficiencia energética o la implantación de la Agenda Digital), sino que permitirá la expansión de las empresas españolas y la generación de riqueza.

A continuación describimos los aspectos clave de los tres borradores de los Programas Operativos Plurirregionales(es decir, de carácter estatal) que, junto a los 19 borradores de los Programas Operativos regionales, España envió a Bruselas el pasado mes de agosto. En la actualidad, todo ellos se encuentran en fase de revisión por parte de la Comisión Europea, que deberá realizar sus observaciones en el plazo de los tres meses posteriores al envío de los PO. De este modo, y según las previsiones europeas, los PO deberán adoptarse no más tarde del final de enero de 2015.

Programa Operativo de Crecimiento Sostenible
Con este programa España escoge cuatro objetivos temáticos a los cuales se destinará una inversión de 5.488,1 millones de euros.

Economía baja en carbono

En un país caracterizado por una fuerte dependencia energética y una ingente cantidad de viviendas vacías fruto de la “burbuja inmobiliaria”, los fondos se destinarán a la rehabilitación energética de edificios, el incremento de la eficiencia en los procesos industriales y pequeñas empresas, el aumento de la proporción de consumo de energías renovables y la renovación del parque de vehículos.

A este respecto, la Comisión recuerda los objetivos que debe alcanzar España en el cumplimiento de la Estrategia Europa 2020: 20% de consumo energético de renovables,  reducción en un 14% de emisión de gases de efecto invernadero respecto a 2005 y ahorro de 25.200 ktep de energía primaria tanto en las empresas como en la industria.

Desarrollo urbano integrado y sostenible

La explosión urbana de la anterior década obliga a mejorar la eficiencia y la planificación urbanística, especialmente en las grandes ciudades. Así, las inversiones se destinarán al impulso del transporte limpio, la reducción de la brecha entre barrios ricos y pobres, la protección del patrimonio natural y la adaptación al cambio climático.

La Comisión hace una referencia especial a aquellas construcciones construidas antes de 1981 sin atenerse a criterios energéticos,  y que suponen el 56% del parque de viviendas.

Calidad del agua

El plan prevé ayudas a proyectos de mejora en la gestión de residuos, aguas residuales y contaminación atmosférica. El objetivo es combatir las deficiencias en el abastecimiento de recursos hídricos y la presencia de materia orgánica, amonio y nitrato derivados del uso de fertilizante y plaguicidas.

Transporte sostenible

El programa fomenta medidas y proyectos que subsanen problemas actuales como el predominio del transporte por carretera, la existencia de cuellos de botella en las grandes urbes y la escasa intermodalidad entre distintos tipos de transporte. Así, este programa incentivará el transporte público, los vehículos eléctricos o híbridos y las restricciones para acceder al centro de las ciudades.

– Los documentos asociados a este PO son:

Programa Operativo de Crecimiento Inteligente

Con un presupuesto de 3.936 millones de euros, el objetivo de este programa es contribuir a la mejora y recuperación de la competitividad de la economía española. Algo que se pretende lograr a través del impulso de un modelo de crecimiento más inteligente, apoyado en la investigación, la innovación y las tecnologías de la información (TIC). Está compuesto por tres grandes ejes.

Potenciar la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación

España reconoce en su análisis previo que se encuentra lejos de la media europea en inversión en I+D+i. En este sentido, el programa pretende alcanzar el objetivo de inversión del 2% del PIB en I+D en 2020 (1,3% en 2012).

Para ello, las inversiones irán destinadas a fomentar las capacidades de los grupos de investigación, la colaboración con la empresa privada, el intercambio de conocimiento entre las empresas y la presencia de investigadores en sus plantillas. España también se fija como objetivo establecer un marco que fomente la atracción y retención del talento.

Mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de la comunicación y el acceso a las mismas

La Agenda Digital Europea constituye la hoja de ruta de este programa operativo, que pretende fomentar la implantación de las nuevas tecnologías tanto en la administración como en el sector privado, a fin de aumentar su eficiencia y rentabilidad. España, a pesar de los avances, está por debajo de otros países en el desarrollo de las TIC, especialmente en zonas rurales o poco pobladas.

El PO insiste en implantar las nuevas tecnologías en sectores como la educación, la sanidad y las PYME, como es el caso del  cloud computing y el e-commerce.

Mejorar la competitividad de las Pymes

España reconoce la escasez de crédito hacia las PYME, así como la existencia de un escaso número de empresas innovadoras, especialmente si se compara con sus socios europeos. Una brecha que el programa busca reducir mediante ayudas a inversiones productivas, especialmente destinadas a implantar las TIC.

– Los documentos asociados a este Programa Operativo son:

Programa operativo para las Pequeñas y Medianas Empresas

El apoyo a las PYME supone un elemento clave en la reactivación económica ya que representan el  99,8% del tejido empresarial español. La contracción del crédito actual debe superarse con el apoyo a proyectos de inversión por parte de pequeñas y medianas empresas, favoreciendo la consolidación y diversificación de las ya existentes, así como la aparición de otras nuevas. Para ello se destinará un presupuesto de 800 millones de euros.

– Los documentos asociados a este Programa Operativo son:

La distribución del presupuesto de los Fondos Europeos es un reflejo de las prioridades de España de cara al periodo 2014-2020: un crecimiento inteligente y sostenible para hacer frente a los principales retos de la economía nacional y europea. Además, los tres PO Plurirregionales pretenden marcar un punto de inflexión en el uso de los Fondos Europeos, más centrados en la eficiencia y la especialización para alejarse de la imagen de “despilfarro” que caracterizó el periodo anterior.