Inicio Consejo de Ministros El Consejo de Ministros destina 1.300 millones para parados de larga duración

El Consejo de Ministros destina 1.300 millones para parados de larga duración

La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha dicho hoy en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que “la tasa de desempleados de larga duración alcanza el doble de la tasa europea, del 6,8% en España frente al 2,8% en Europa, según el último trimestre de la EPA de 2018, de ahí la necesidad de aprobar el Plan Reincorpórate dotado con 1.303 millones de euros”.

En este sentido, Magdalena Valerio, ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, ha explicado que “el Plan Reincorpórate supone un compromiso por parte del Gobierno para mejorar el bienestar y la autoestima de los desempleados de larga duración y evitar la exclusión social”. En este sentido, la ministra Valerio señaló, además, su carácter integral y transversal, vinculando a la Administración General y los gobiernos autónomos y locales, especialmente en el ámbito rural.

La ministra de Trabajo también ha apelado a la responsabilidad de las empresas. El Plan Reincorpórate pretende reducir en 500.000 personas a los parados de larga duración en tres años, de 2019 a 2021 y bajar la tasa de parados de este tipo del 6,8% al 4,3% en 2021.

El Plan contempla 63 medidas, algunas de ellas puestas ya en marcha, y se enmarca en el Plan Anual de Empleo. Entre las acciones más novedosas, destaca la creación de la figura del Orientador de Referencia, al que la ministra Valerio ha comparado con el médico de atención primaria. El Gobierno prevé crear una red de 3.000 orientadores en coordinación con las CCAA, que se encargarán también en hacer investigación y prospección.

A esto se unirá los pluses de bonificación para las empresas, que ascienden a 1.500 euros para cada mujer contratada desempleada de larga duración, y 1.300 euros para hombres. La bonificación del 5% en formación a quienes contraten en un 10% de su plantilla a desempleados de larga duración y los mantengan durante un año.

Por otro lado, se impone a la Administración Pública, “las cláusulas sociales” para que se incluya dentro de los grupos protegidos a los parados de larga duración, jóvenes, personas con capacidades diversas y mujeres. Además, el Gobierno crea un nuevo registro de empresas responsables.

El Gobierno dotará a este Plan de 1.313 millones euros, 362 millones para 2019, 447 para 2020 y 502 millones para 2021, a los que se sumará a otros 2.367 millones de euros previstos por el subsidio ya aprobado para mayores de 52 años, y el dinero destinado para recuperar la cotización de los cuidadores de dependencia.  A pesar de ello, no se espera un incremento del déficit, cuya estimación para finales del 2019 será de 2,1% frente al 2,6% con que se cerró en 2018.

Real Decreto de Autoconsumo

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, por su parte, ha anunciado también un nuevo Real Decreto por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo, que prevé una amplia lista de medidas urgentes destinadas a lograr una mayor protección y libertad de los consumidores a la hora de realizar instalaciones solares, y el impulso de placas solares en las Comunidades de Vecinos.

El Real Decreto establece dos modalidades de autoconsumidores, los que tienen intención de verter a la red el excedente de lo que producen y no consumen (“autoconsumo sin excedentes”), y aquellos que sí tienen intención de hacerlo (“autoconsumo con excedentes”), y serán compensados por ello. “La novedad más importante es que se produce una compensación. La compensación puede llegar hasta el 100% de la energía consumida por el usuario en el mes, sin que haya intercambio de dinero. Eso sí, no podrá utilizarse como un negocio de generación. Los pequeños consumidores de menos de 15 kW podrán acceder a un sistema ágil”, ha declarado la ministra Ribera.

Estrategia Nacional de Pobreza Energética

Asimismo, el Gobierno ha aprobado la Estrategia Nacional de Pobreza Energética, que contempla cuatro indicadores para analizar la vulnerabilidad social en materia de energía. El primer indicador será el gasto desproporcionado, en aquellos hogares cuyo gasto energético en relación con sus ingresos sea más del doble de la mediana nacional; el segundo, la pobreza energética escondida, y que afecta a aquellos hogares cuyo gasto energético absoluto sea inferior a la mitad de la mediana nacional; el tercero, aquellos hogares que se vean incapacitados de mantener su vivienda en una temperatura adecuada y por último, el retraso en el pago de las facturas.

Se fija así como objetivo el descenso al menos en un 25% de la población afectada por alguno de estos indicadores de aquí a 2025. Para ello, se contemplan 19 medidas concretas, que incluyen la mejora en el diagnóstico de los hogares vulnerables, fórmulas para mejorar la respuesta a los hogares vulnerables, así como un bono social eléctrico, universal para todos los suministros, tanto térmicos como eléctricos, para el que se tendrán en cuenta, como principios básicos, el criterio de renta, la situación de los perceptores y la zona climática en la que se ubique la vivienda. La estrategia también se centra en la mejora de las condiciones de aislamiento de las viviendas y en potenciar la rehabilitación de los edificios, además de medidas para informar y proteger a los consumidores.

Por otro lado Celaá se congratuló de dos actuaciones ocurridas en esta semana, por un lado, el reconocimiento por parte del Parlamento Europeo de Gibraltar como “colonia”, algo que ocurre por primera vez y supone “un gran paso adelante para las reivindicaciones de nuestro país” y “la convalidación de los seis Reales Decretos Leyes por parte de la Diputación Permanente”.

También ha anunciado un nuevo Consulado General en Manchester para reforzar la presencia consular en Gran Bretaña, ayudas para la compra de equipamientos científicos que se enmarca en el Plan Estatal 2017-2020 con una cuantía 187 millones de euros y reales decreto para el turismo pesquero y el sector marítimo, así como para la pequeña industria audiovisual.