Inicio Consejo de Ministros El Gobierno aprueba un RD-Ley para la reactivación económica y el empleo

El Gobierno aprueba un RD-Ley para la reactivación económica y el empleo

El Consejo de Ministros extraordinario, reunido el pasado viernes 3 de julio, aprobó un Real Decreto-Ley de Medidas Urgentes para apoyar la reactivación económica y el empleo. Entre los acuerdos alcanzados, destaca la creación de una nueva línea de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO), por importe de 40.000 millones de euros, que estará dirigida, no tanto a garantizar la liquidez, como a impulsar la realización de nuevos proyectos de inversión empresarial.

De esta forma, se pretende relanzar la actividad inversora que fomente la sostenibilidad medioambiental y la digitalización. En los Consejos de Ministros de las próximas semanas, el Gobierno se compromete a dar a conocer las características específicas de la Línea de Avales, porcentaje de cobertura y distribución por tramos. En la actualidad, ya se han liberado por el Estado los 100.000 millones aprobados, que han permitido, hasta la fecha, que empresas y autónomos reciban 85.150 millones de euros en financiación para atender necesidades de liquidez. Con datos a 1 de julio, se han aprobado 663.995 operaciones, con un importe avalado de 64.725 millones de euros.

Fondo Empresas Estratégicas

El Real Decreto, además, prevé, la creación de un Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, dotado con 10.000 millones de euros y adscrito al Ministerio de Hacienda a través de la gestión de la SEPI, para apoyar temporalmente la solvencia de las empresas no financieras afectadas por la pandemia del COVID-19.

El fondo se articulará a través distintos instrumentos como la concesión de préstamos participativos, la adquisición de deuda subordinada o la suscripción de acciones u otros instrumentos de capital. El importe de los dividendos, intereses y plusvalías que resulten de las inversiones que se realicen se ingresarán en el Tesoro Público.

Plan Renove 2020

El Real Decreto también incluye la aprobación del programa Renove 2020, dotado con 250 millones de euros, para la renovación del parque de vehículos. Las ayudas del plan «Renove 2020» se concederán de forma directa y pueden ir desde los 300 hasta los 4.000 euros, según el tipo de vehículo y del beneficiario. Se podrá contar con 500 euros adicionales en el caso de achatarramiento de un vehículo de más de veinte años, de beneficiarios con movilidad reducida o aquellos que pertenezcan a hogares con ingresos mensuales inferiores a 1.500 euros.

Pueden optar a las ayudas del plan Renove 2020 las adquisiciones de vehículos realizadas desde el 16 de junio de 2020. El programa finalizará el 31 de diciembre de 2020 o hasta que se agote el crédito habilitado a tal efecto. Se estima que este plan va a tener un impacto económico para España de 1.104 millones de euros a lo largo de toda la cadena de valor y de los servicios asociados, y que va a contribuir al mantenimiento de 7.400 empleos en el sector.

Digitalización del sector turístico

Junto a las anteriores medidas, el Real Decreto incluye tres medidas de apoyo al sector turístico español. Por un lado, se pone en marcha un sistema de financiación de proyectos para la digitalización y la innovación del sector turístico. La dotación presupuestaria del programa será de 216 millones de euros para el ejercicio 2020.

Se prevé la concesión de un máximo de 1.100 préstamos para cada ejercicio presupuestario, tomando como base un préstamo medio de 200.000 euros. Por otro lado, se ha aprobado la creación del instrumento denominado «Planes de Sostenibilidad Turística en Destinos». El objetivo es impulsar el desarrollo de los destinos turísticos ubicados en áreas rurales y de interior.

En tercer lugar, se ha aprobado una moratoria hipotecaria para inmuebles afectos a actividad turística, a través del otorgamiento de un periodo de moratoria de hasta doce meses para las operaciones financieras de carácter hipotecario suscritas con entidades de crédito. Podrán ser beneficiarios los trabajadores autónomos y las personas jurídicas con domicilio social en España, siempre que experimenten dificultades financieras a consecuencia de la emergencia sanitaria.

Por último, en su Disposición Adicional quinta, el Real Decreto-ley establece reglas para regular la colaboración público-privada para el desarrollo de medicamentos o productos sanitarios, en materia de COVID-19, a partir de proyectos de investigación con financiación pública en organismos pertenecientes al Sistema Español de Ciencia, Tecnología e Innovación.