Inicio Consejo de Ministros El Ejecutivo ha aprobado el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del...

El Ejecutivo ha aprobado el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2022

El Consejo de Ministros, reunido de forma extraordinaria, aprobó ayer, 7 de octubre, el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2022, que se remitirá al Congreso de los Diputados la próxima semana.

PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO

El Consejo de Ministros ha aprobado el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2022 que se remitirá al Congreso de los Diputados la próxima semana.

El Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2022 tendrá impacto en el modelo productivo del país, aumentando la inversión en ciencia e innovación. Los Presupuestos destinan 13.298 millones a investigación, desarrollo, innovación y digitalización, lo que supone un incremento del 7,7% respecto al PGE de 2021 y prácticamente duplica (+88,50%) a la cifra de 2020. Por sectores, un 40% de la inversión de los fondos europeos irá destinado a industria y energía y a I+D+i y digitalización. Por lo tanto, la inversión está enfocada en política industrial, en el plan de rehabilitación de vivienda y regeneración urbana, movilidad sostenible, y en la transición energética justa e inclusiva.

Pero, en su conjunto, en el Presupuesto por capítulos, las partidas de inversiones reales y transferencias de capital crecen un 8,6% y un 9,9%, respectivamente, y suman más de 40.000 millones de euros, volumen que no tiene precedentes.

Los Presupuestos aprobados por el Gobierno para el año 2022 integran los 27.633 millones de euros que le corresponde a España ingresar por los fondos europeos. Es una cifra un 3,8% superior a la del año anterior. Supone una importante inyección a la inversión española, ya que el 85% de estos recursos se reparten entre el capítulo de inversiones reales y el de transferencias de capital. Esto significa que prácticamente nueve de cada diez euros de los fondos europeos de 2022 se destinarán a inversiones.

El año 2022 será cuando los ciudadanos y las empresas perciban en toda su magnitud los efectos positivos de los fondos europeos. Así, en política industrial se prevé una inversión de 3.184,5 millones procedentes de los recursos comunitarios; en el plan de rehabilitación de vivienda y regeneración urbana, 2.839 millones; en movilidad sostenible, 2.184,6 millones; y en la transición energética justa e inclusiva, 1.646 millones de euros.

El Plan de Recuperación supone un apoyo para las pequeñas y medianas empresas (pymes), con un total de 8.503 millones de euros, mediante inversiones dedicadas a la modernización y digitalización del tejido industrial y de la pyme, y la recuperación del turismo. Por políticas, se aumenta la partida para turismo, y pymes, así como un aumento en políticas de industria para incentivar su localización en los diferentes territorios, apoyar la competitividad de las pymes o impulsar los PERTE.

Asimismo, el Gobierno prevé una mejora de la recaudación fiscal debido a la recuperación económica, el crecimiento de la demanda interna y la creación de empleo. Asimismo, la recaudación tributaria en 2021 crecerá un 10,8%. Y para 2022 se estima que crezca un 8,1%. La mejora económica permitirá un incremento el próximo año de la recaudación de las principales figuras fiscales, como el IRPF, el IVA y el Impuesto de Sociedades. En cuanto a las novedades tributarias, los Presupuestos incluyen el establecimiento de un tipo mínimo del 15% en el Impuesto de Sociedades. El impacto recaudatorio de esta medida se calcula en cerca de 400 millones de euros en el año 2023 y afectará a alrededor de 1.000 empresas.

En relación con la reducción del déficit, que es compatible con la inversión estimada, se prevé que se sitúe en el 5% al término del próximo ejercicio, lo que supone reducirlo a menos de la mitad desde el 11% registrado en 2020 como consecuencia de la recesión económica y de las medidas que se adoptaron para mitigar las consecuencias económicas y sociales de la pandemia. Esa misma senda descendente se prevé que dibuje la deuda pública, que se reducirá hasta el 119,5% del PIB este año, para caer hasta el 115,1% en 2022.