¿Qué son los Public Affairs?

“Lo que diferencia a los profesionales del Lobby de los que no lo son es el método: nuestra actividad se basa en una metodología y una estrategia”

Javier Valiente, Socio Director de Political Intelligence

“Un lobista no se conforma con la realidad, sino que aspira a actuar y, mediante esa acción, conseguir otra realidad, transformada”

Maria Rosa Rotondo, Socia Directora de Political Intelligence

El Lobby o los Public Affairs constituyen una actividad profesional cuyo principal objetivo es la defensa los intereses legítimos de asociaciones, organizaciones o empresas ante las Administraciones Públicas y/o instituciones, trasladando información y conocimiento relevante sobre un sector, una actividad o un colectivo determinados. El objetivo: participar en el proceso de toma de decisiones, en la elaboración de normativa o en la definición de políticas públicas. En otras palabras, los lobbies ofrecen el vínculo institucional entre los gobiernos -o el Estado- y la sociedad.

El Lobby o los Public Affairs constituyen una actividad profesional cuyo principal objetivo es la defensa los intereses legítimos de asociaciones, organizaciones o empresas ante las Administraciones Públicas y/o instituciones, trasladando información y conocimiento relevante sobre un sector, una actividad o un colectivo determinados. El objetivo: participar en el proceso de toma de decisiones, en la elaboración de normativa o en la definición de políticas públicas. En otras palabras, los lobbies ofrecen el vínculo institucional entre los gobiernos -o el Estado- y la sociedad.
En este sentido, según señala Berry (1984), los lobbies y profesionales dedicados a los asuntos públicos y/o Public Affairs cumplen con cinco funciones básicas en tanto que actores políticos:

  1. Representar a los colectivos o empresas frente al Gobierno,     la Administración Pública o partidos políticos.
  2. Ser un canal de participación política al margen de las elecciones.
  3. Aportar conocimiento en el proceso de toma de decisiones, bien como resultado de la participación, bien a través de la producción de material (informes, boletines, etc.).
  4. Contribuir en el diseño de la agenda pública.
  5. Hacer seguimiento de los programas gubernamentales y actualidad política con el fin de detectar potenciales amenazas y/o oportunidades para las asociaciones, organizaciones o empresas a quienes representan.

¿Para qué sirven los Public Affairs?

“Que una empresa pueda expresar su punto de vista y participar en la regulación de un determinado asunto es esencia del mismo procedimiento legislativo democrático”

Maria Rosa Rotondo, Socia Directora de Political Intelligence

“[El lobby sirve] Para construir puentes entre los responsables de elaborar las políticas públicas, el entorno empresarial y la sociedad civil”

Javier Valiente, Socio Director de Political Intelligence

En un contexto hiperregulado y de creciente demanda de mayores cuotas de participación política por parte de la sociedad, los Public Affairs actúan como el engranaje que conecta a ésta con gobiernos y legisladores con el fin de participar en el proceso de toma de decisiones y de elaboración de políticas públicas. Por este motivo, el Lobby y los Public Affairs son una actividad totalmente legítima y esencial, siendo parte intrínseca del mismo proceso democrático cuando se desempeña bajo el cumplimiento de dos principios básicos e irrenunciables: la transparencia y la ética profesional.

Según la OCDE (Lobbyists, Governments and Public Trust, 2014), el Lobby y los Public Affairs mejoran la calidad del proceso de toma de decisiones públicas, pues son capaces de nutrir a políticos y legisladores de información experta. En este sentido, señala el organismo, los lobistas proporcionan datos inestimables para que la toma de decisiones sea más informada. Asimismo, dado que se necesitan dos para ejercer el Lobby, los lobistas comparten responsabilidades con los funcionarios públicos para garantizar la transparencia, la rendición de cuentas y la integridad de todo el proceso.

No en vano, constituye un derecho fundamental que los representantes de la sociedad civil tengan acceso a las instituciones y, de forma muy especial, a los poderes Ejecutivo y Legislativo, a fin de trasladar sus intereses, recabar información, defender su situación o instar o cambiar legislación que les afecta. Y, si bien es cierto que estas acciones de lobby han sido históricamente desempeñadas en buena medida por empresas y profesionales de los Public Affairs, lo bien cierto es que las ONGs, las asociaciones ciudadanas y las organizaciones cívicas han ido cobrando cada vez mayor conciencia sobre su papel esencial y su capacidad de influir en el proceso de toma de decisiones y de elaboración de políticas públicas. El resultado ha sido el enriquecimiento del debate político y, en definitiva, una notable mejora de la calidad democrática.

Los Public Affairs y el Lobby en palabras de los expertos

“Los lobistas son en muchos casos los técnicos expertos y capaces de explicar temas complejos y difíciles en forma clara y comprensible. Se involucran en discusiones personales con los miembros del Congreso en el que puedan explicar en detalle las razones por las posiciones que defienden […]. Debido a que nuestra representación en el Congreso se basa en las fronteras geográficas, los lobistas que hablan por los diversos intereses económicos, comerciales y otros intereses de este país tienen un propósito muy útil y han asumido un papel importante en el proceso legislativo.”

Senator JOHN F. KENNEDY, “To Keep the Lobbyist Within Bounds,” The New York Times Magazine, February 19, 1956

“Todas las personas cuyos intereses pueden de alguna manera ser afectado por cualquier acto público o privado de la legislatura tiene el derecho a instar a sus alegaciones y argumentos, ya sea en persona o por un tercero, ante las comisiones legislativas, así como en tribunales de justicia.”

U.S. Supreme Court Marshall v. Baltimore & Ohio Railroad Company (1853)

“La actividad de los grupos de presión es una actividad legítima en un sistema democrático, independientemente de si la realizan ciudadanos o empresas, organizaciones de la sociedad civil y otros grupos de interés o empresas que trabajan para terceros (especialistas en asuntos públicos, grupos de reflexión y abogados).”

Libro Verde de la Comisión Europea – Iniciativa europea en favor de la transparencia

La visión de los Public Affairs de Political Intelligence

Political Intelligence cuenta con una metodología y estrategia definidas en el campo de los Public Affairs.